Etiquetas

Asssco de país...

España, país de castañuela y pandereta, donde alguien como Pepiño Blanco puede ser Ministro de Fomento y alguien como Esperanza Aguirre conseguir mayoría electoral absoluta xD; país donde se multiplican las pajas y se mojan las bragas por payasos que salen en Operación Triunfo y que no conocen ni a los Rolling ni a Bruce Springteen....

se estremece multitudinariamente con la muerte de celebridades musicales como Michael Jackson, previamente ignoradas, repudiadas o machacadas en la prensa del corazón.

Ahora mismo, en la televisión, esta gran televisión que tenemos, están anunciando el politono de Thriller... ja - ja - ja. Es increíble.

Y me jode esta hipocresía (en mi pueblo esto se llama hipocreía), porque ya pasó recientemente con Antonio Vega.

¿De verdad la gente en general ha sentido tanto la muerte de Michael Jackson?¿cuántos discos suyos compraron?¿cuántas canciones han escuchado del rey del pop? Ya lo digo yo: Thriller, con suerte Billy Jean y la de "Liberad a Wally".

Y lo mismo cono Antonio Vega; lo siento muchísimo por él, pero a mí Nacha Pop me parece un grupo de mierda, y me seguirá pareciendo se muera quien se muera. ¿Todos esos fans que brotaron por generación espontánea de Antonio, sabían cómo estaba de enfermo?¿cuántos discos tienen suyos?¿cuánto dinero se dejaron en sus conciertos?¿cuántas canciones conocen suyas? Ya lo digo yo también: La chica de ayer, y como mucho, El sitio de mi recreo.

Como el día de mañana pase lo mismo con mi amado Angus Young es cuando una de dos, os mataré a todos o me iré de España XDDDD Ya veremos.

Por no mencionar que el ya por suerte fallecido periódico METRO, que en su puñetera vida había hablado de rock, mencionó a Kevin Dubrow (Quiet Riot), cuando y porque falleció en determinadas circunstancias. Increíble.

DEFINITIVAMENTE, SI QUIERES SER UNA ESTRELLA QUERIDA Y ADMIRADA POR TODO EL MUNDO ES FÁCIL: MUÉRETE.

Ah, y si como dice Troy, Elvis, Marilyn, Michael o Jesús Gil están en una isla, que me inviten, por favor, jaja.

Mi pequeño homenaje a vosotros, dedicado a todos aquellos que utilizaron vuestra figura demasiado tarde para ocupar unos minutos de televisión, radio o prensa.

Michael Jackson - Smooth Criminal. Mi canción preferida. Nos veremos allí, amigo. Porque yo me moriré sin verte sobre los escenarios.



Antonio Vega - Se dejaba llevar



Quiet Riot - Cum On Feel The Noize


EL POST QUE LA HUMANIDAD ESTABA ESPERANDO


Y un día se levantó y se miró al espejo. Descubrió que era MUJER.

No, no soy ni un tío con ganas de reírse de los demás y mucho tiempo libre ni un friki vendedor de tebeos de 90 kg y enamorado del Starcraft. No, y ya son varios los que me lo decís, pero bueno... :P

Pues eso (no esperéis gran cosa que el título sólo es para llamar la atención).

Era mujer. Eso implicaba mantenerse en el lado oscuro de la fuerza, debería volcar fuerzas neuronales en complicar la existencia al sexo opuesto mientras no dejo de putear con maléficas triquiñuelas al mío propio.

A partir de ese momento, a los hombres...

- Nunca les diría claramente lo que siento y/o pienso, si es que pienso algo. Lo que trataré será de dar pequeñas pistas sobre lo que me pasa (mientras digo "no me pasa nada"), y esperar a que la víctima de turno me lea el pensamiento. Si no lo hace, me enfadaré y le recriminaré que no me entiende y la poca comunicación que tenemos. Este comportamiento sólo tiene un medio y un fin explicativo: puro narcisismo.

- Nunca, jamás de los jamases, daré el primer paso para iniciar una conversación con un hombre. Esperaré pacientemente pavoneándome a que lo de él. Qué pueden pensar de mí? Además, el resto de mujeres serán las primeras en criticarme. Desde pequeña me han enseñado que tengo que hacerme valer. Eso sí, despreciar y rechazar a alguien o juzgarlo sólo por su físico me viene de perlas para alimentar el ego y tener algo que contar a las amigas.

- No les dejaré estar callados o pensando en otras cosas. "¿En qué piensas?" será mi modo de llamar su martirizada atención esperando que me digan que piensan en mí, obviamente.Y eso en el mejor de los casos, pues estaré esperando y exigiendo siempre "hablar de cosas importantes". Joder, importantes!, de mí y de la relación, claro!.

- Les diré que dejo la relación porque ya no estoy enamorada, porque ya no es lo mismo o porque me apetece estar sola y necesito un tiempo, cuando realmente lo que ocurre es que me gusta otro.

- Jamás me disculparé. Mi mente retorcida buscará la manera de darle la vuelta a la situación hasta que sea ÉL el que acabe pidiendo perdón por lo que hizo, aunque sea algo que hizo hace 3 años.

- El sexo oral será un puro trámite, y no me masturbaré ni veré porno, y si lo hago no lo reconoceré (joé, esto me cuesta ponerlo aunque sea en tono irónico XD)

Y no, no sé lo que busco en los hombres: atento y cariñoso, pero que a la vez me dé caña y tenga mal carácter, que sea detallista pero sin pasarse porque si lo es me reiré, que no pase de mí pero cuando esté pendiente me agobiará, etc etc

- Mi bolso se convertirá en algo así como el bolso de Doraimon. ¿Por qué? Porque no puedo permitirme el lujo de no estar perfecta en todo momento. Además, nunca se sabe cuando hay que prestarse a ayudar a una operación a corazón abierto en plena calle... hay que llevar de todo.

- Me declararé feminista/feminazi=que los hombres hagan lo que yo diga.

Y a las mujeres simplemente me dedicaré a buscarle sus fallos físicos para rajarlas a sus espaldas con otra compañera que me caigo mejor (en ese momento, luego será al revés). La otra vertiente de la relación arpía-arpía es hablar de otra en cuanto a si tiene novio, cómo es su novio, dónde se compra la ropa o comentar lo trepa que es mientras boicoteo su trabajo.

---

No entiendo a las mujeres (por lo menos a la mayoría de ellas, porque hay tías maravillosas, y espero que tengan sentido del humor y sepan leer este texto entre-líneas XD).

Mi objetivo era desgranar algunos de sus comportamientos. Pero me rindo. No las comprendo. Ni ellas a mí.

Pero lo peor es que soy de su especie. No sé qué hacer.


Y vosotros, ¿qué no entendéis de las mujeres? O de vosotras mismas :D

Después de los 25, ya nada es igual

Qué gracia me ha hecho este mail... (gracias Jose ;))

Después de los 25, ya nada es igual...

1. Hacer el amor en una cama individual o en el coche es absurdo.

2. Tienes más comida que cerveza en el frigorífico.

3. Las 7 de la mañana es la hora a la que te levantas y no la hora a la que te acuestas.

4. Escuchas tu canción favorita en el coche al trabajo, no en la discoteca.

5. Llevas siempre un paraguas encima.

6. Sintonizas 'Radio 5,todo noticias' o 'Kiss FM'.

7. Tus amigos se casan y se divorcian en lugar de hacerse novios y cortar.

8. Tus vacaciones se reducen de 130 días a sólo 15.

9. Tus familiares mayores ahora hacen bromas acerca de sexo delante de ti.

10. No sabes a qué hora cierra cada bar de tapas o de copas.

11. Estás seguro de que la mejor comida para tu perro es 'Pedigree Pal' en vez de las sobras de anoche.

12. Dormir en el sofá en casa de un amigo al que visitas el fin de semana es inaceptable.

13. El 'Jueves' ya no es tu principal fuente de información.

14. Vas a la farmacia a por Aspirinas y Antiácidos en lugar de condones.

15. Una litrona de cuarenta duros ya no es lo mejor que puedes beber.

16. Tus listas de la compra ya no incluyen bolsas gigantes de Cheetos,pizza congelada y Pitusa cola para los cubatas.

17. 'Ya no puedo beber como lo hacía antes' reemplaza al famoso 'No vuelvo a beber nunca mas'.

18. El 90% del tiempo que pasas en frente del ordenador es por trabajo.

19. Pierdes el 70% del contacto con tus amigos y solo tienes noticias suyas por correo electrónico y aún...

20. Usas zapatos de vestir en lugar de tus deportivas favoritas.

21. Ya no usas pantalón corto los fines de semana.

22. La gente que empieza ahora la Universidad nació en 1991!!!

23. Al acabar de ducharte cuelgas la toalla en su sitio.

24. Todos tus amigos se casan sin ser de penalti.

25. Todos los de Operación Triunfo y el Gran Hermano son más jóvenes que tu.

26. Tus sobrinos saben mas que tú de ordenadores.

27. Vas a la playa y te puedes pasar todo el día sin bañarte.

28. Te puedes gastar 18 euros en un disco sin quedarte pelado el resto del mes.

29. Los dependientes de las tiendas de ropa parecen tus hermanos pequeños.

30. Después de leer este e-mail decides enviarlo a un amigo, seguro que le va a encantar...

Y es que nos hacemos mayores, ¡¡pero estamos estupendos!! ;)

MORBO Y SEXO DE VIERNES

Era un viernes noche cualquiera.

Por ello, lo mejor que podíamos hacer mi amiga Marga y yo era salir bajo el paisaje nocturno a tomar unas copas. Bares, gente, música, alcohol, miradas, encontronazos, risas, humo…



La verdad que sí, fue un viernes noche cualquiera, por lo menos hasta ese instante.
Aproximadamente a la una de la mañana aquello no daba para más y decidimos retirarnos.

Llegué a casa media hora más tarde, y me di cuenta que me sentía levemente frustrada. No entendí por qué, pero no tardé en descubrirlo.

Poco faltaba para el comienzo del verano y el calor en las noches era considerable. Opté por dormir sólo con unas pequeñas braguitas de encaje que me había comprado días antes. Nada más.

La sensación que produce dormir prácticamente desnuda mientras tus pechos y todo tu cuerpo en general se roza con las sábanas es tremendamente placentera, y más cuando te hayas excitada y predispuesta a masturbarte, como me encontraba yo en aquellos instantes.

Poco fue el rato que transcurrió mientras acariciaba mi clítoris suavemente hasta que mi otra mano pasó del pecho a la boca. Me mordí fuertemente los dedos a la vez que sentía el estallido de placer en mi interior.

Y él estaba allí. En mi mente. En mi subconsciente. Apareciendo en el momento preciso, en el instante más álgido, en aquella conexión de lo consciente e inconsciente.

Recordé nuestros encuentros, la lujuria, la pasión desatada. Recordé su olor, sus besos…

Llevaba sin ver a Hugo aproximadamente 6 meses. Y comprendí pues mi frustración que a pesar de todo me había llevado a ese momento: necesitaba encontrarle, estaba deseosa de tener otro encuentro con él. No podía resistirme. Había estado por aquél bar donde él solía tomar algo, y lo había buscado sin saberlo.

No nos habíamos encontrado.

¿Era una locura llamarle? Quizá sí, pero lo hice. Creo que fue lo correcto.
Me encontraba muy nerviosa y a la vez excitadísima. Rápidamente, me despojé de mis bragas y me di una ducha rápida. Sentía como el agua y la espuma recorría cada recoveco de la piel que en unos momentos sería suya.

Me puse un vestido granate y lo acompañé de las medias de rejillas y las sandalias con aquél fino tacón que tanto le gustaban. Pensé que sería un bonito detalle.
Bajé al garaje. Iba a ir en mi coche. Había decidido que ese iba a ser el lugar de nuestro próximo encuentro: cualquiera y ninguno.

Llegué donde habíamos quedado, bajé y me apoyé en la puerta, el calor apretaba ahora en el interior de mi cuerpo.

Lo que aconteció después superó todas mis expectativas. Hugo y yo nos entendíamos a la perfección y no hacía falta más para darnos el uno al otro lo que deseábamos.
Nuestro saludo no consistió en palabras.

No eran necesarias.

En su lugar, nos fundimos en un apasionado y húmedo beso. Él me agarró primero por la cintura para deslizar sus manos por debajo de mi trasero.

Lo apretó contra el coche.

Estaba a punto de estallar. Cuando noté que sus manos levantaban mi falda demasiado me separé de él y le dije algo así como: vámonos lejos.

El viaje fue corto. Nos fuimos hacia un polígono cercano, lejos de miradas de curiosos y vecinos (aunque tampoco era algo que nos importara demasiado…).

Durante el viaje, Hugo me observaba detenidamente. Tuve a certeza de que a él también le apetecía verme tanto como a mí.

Su mano jugaba entre mis piernas, supongo que siendo consciente del calor y humedad que desprendían mis partes.

Paramos.

Hugo bajó primero y se encendió un cigarrillo. Me dijo que saliera del coche. Ahora él mandaba, y yo sabía de qué iba el juego, asique me presté encantada.

Quería que me tumbara sobre el capó, que me subiera el vestido, y que sin quitarme las medias, me tocara. Así lo hice. Me masturbaba mientras él estaba frente a mí observándome.

Después ordenó que me arrodillara. Mientras lo hacía, decidí bajarme el vestido hasta debajo del pecho. No tenía sujetador y mis pechos quedaron a su vista. Él sacó su pene, que pedía auxilio, del pantalón. No sé por qué pero su pene me encantaba. Supongo que será una absurda idea femenina de personalizar todo, pero así era. Para mí era su señor pene, un pene especial. Y como tal, así lo trato.

Lo introduje en mi boca y lo recorrí ampliamente con mi lengua mientras Hugo me agarraba del pelo y tiraba de él. Era esa sensación de dolor-placer tan maravillosa.

El sentirme su esclava sexual era algo muy morboso para mí.


Queríamos más. Fuimos a la parte de atrás del coche. Lo primero que hice fue sentarme con las piernas fuera del vehículo. Le dije que me quitara las medias con la boca. Su boca se paseó por mi cintura, al igual que su lengua, mientras las medias descendían poco a poco.

A la altura de las rodillas, Hugo rompió las medias en un acto salvaje. Me despejó de ellas, y de las bragas.

Él se quitó los pantalones y su prenda interior, y yo el vestido. Me puse a cuatro patas, esperando su pene, que introdujo suavemente en mí. Éste se deslizó perfectamente, puesto que yo estaba muy caliente.

A los pocos segundos Hugo estaba penetrándome salvajemente mientras yo me agarraba como podía al asiento. Sus manos se posaban salvajemente de un pecho a otro y por momentos en mi clítoris. También recogían mi pelo para, formando una coleta, tirar fuertemente de él.

La verdad que no podía parar de gritar. Creo que realmente me corrí un par de veces. Y puedo decir que si el cielo existe, no debe ser muy distinto a ese momento.
Supongo que estas imágenes volverán a mí cada vez que me masturbe.

Así, se hicieron las 7 de la mañana y tras descansar un rato y contarnos qué tal nos iba en nuestras respectivas vidas, como si nada de lo anterior hubiera pasado, volvimos a casa.

No sé cuándo volveremos a vernos. Quizá deba ser dentro de mucho tiempo, para poder seguir viviendo un momento así.

Después, ni un triste café. Y es que, por lo menos a mí, no me hace falta.

Buscando curro

A la atención del departamento de RRHH:

Me dirijo a ustedes con el objeto de transmitirles mi interés en el puesto de trabajo ofertado.

Soy una joven responsable y con iniciativa y ganas de aprender, y pienso que cumplo con los requisitos adecuados para esta oferta.

Desearía se pusieran en contacto conmigo para concretar una entrevista en caso de que encontraran mi curriculum interesante, aunque claro, pudieran valorar que no soy la candidata adecuada, lo cual no me extraña, porque no es la primera vez que me ocurre y, la verdad, empiezo a estar un poco harta de que me hagan la entrevista, me digan lo de "ya te llamaremos" (o, peor aún, lo de "tanto si es que sí como si es que no, yo te llamo, no vayas a estar esperando...), para que luego nada de nada.

Y eso jode.

También me gustaría destacar que soy una persona muy noble, eso
sí, a mi él que me la hace me paga, así que espero que me llamen , que a la
primera de cambio cogen y... Venga! el curriculum al cubo de basura, y no sé quién coño se creen que son ustedes para decir que no valgo.
Que sepan ustedes que yo me he gastado una pasta en hacer un huevo de cursos para que luego ni los lean...

¡¡Arrieritos somos..., que estoy hasta la polla de vosotros , CABRONES.
¿Y sabéis lo que os digo? que os podéis meter el trabajo por el culo.
Desgraciados hijos de puta , váis a saber quien soy yo, iros preparando, a ver que os creéis.
Me cago en la mar ..ya me habéis calentao.
Lo juro por mis muertos! Que esto no queda así.

Mañana mismo la armo anda que no , que no soy yo nadie cuando me
tocan los ovarios. Voy a sacar la mano de paseo y , ya ya veréis si es que ...uff

¡¡¡Dios cómo me estoy poniendo....!!!!!!!!

Seguro que ahora no me llamáis!!! cobardes de mierda...

Así que sin más me despido de ustedes no sin antes mentaros a la
madre que les parió.

En espera de algún tipo de respuesta por su parte (y por su bien),
reciba un cordial saludo , y lo dicho, que el que avisa no es traidor.

Atentamente y siempre suya, su humilde servidora,

Maybellene

PD: comienzo hoy a buscar currele para este veranito a la espera de que me llamen de dónde me dijeron que me iban a llamar, pero como es probable que, como tantas otras veces, no lo hagan y yo me cague en Dios, pues a mandar CV se ha dicho.

Desearme suerte para no seguir malviviendo con 15 € semanales, la necesitaré xD

Aborto para unos, banderitas americanas para otros

Comienzo nueva etapa en el blog tras una larga pausa. Aún me quedan dos exámenes y a mi vera tengo el Código Civil que me está diciendo: "estúdiameee". Ahora iré, chico!!.

Me he peleado durante varios días con los widgets, los html, los gadgets y la santa madre del que inventó la informática, pero al fin conseguí (cómo no), cambiar y personalizar el diseño de la web. A ver cuáto me dura esta plantilla xD, porque conociéndome...

Lo dicho, o dejaba el blog o me comprometía con él. Decidí lo segundo. Ya tengo varios textos pendientes. Y hoy quiero marcha, polémica y debate.

Sé que el aborto es un tema tremendamente complejo de abordar, pero voy a intentarlo. Sin entrar en politiqueos ni demagogia. Sólo reflexionaré acerca de ello porque es probablemente de lo que más se ha hablado en los últimos meses (eooo ¿alguien recuerda que estamos en crisis? porque mi bolsillo sí...).

Y no, por suerte no he vivido ninguna situación semejante. No me he visto en la obligación de tener que tomar una decisión tan grave. Tampoco conozco a nadie que lo haya hecho.

Pero de lo que estoy segura, es de que mi capacidad no llega a comprender cómo las personas pueden posicionarse tan a la ligera en uno de los dos extremos: a favor o en contra. Así, sin más.

¿Convicciones religiosas, morales... o simplemente argumentos justificantes de simpleza intelectual y poca capacidad empática?

Tengo la "ligera" sensación, de que es muy probable que algunos de los padres cabezas de familia que se integran en una manifestación pro-vida son, quizá sin saberlo, padres de niñas que mantiene relaciones sexuales sin protección, de niñas que quizá, si no han abortado ya, lo hagan en un futuro. Y quizá, parte de esos hombres, en unas determinadas circunstancias socio-económicas y personales, se vieran abocados a dar su consentimiento para que su hijita abortase.

¿Se puede tildar de asesinato y por tanto de asesinas a aquellas chicas y mujeres que deciden interrumpir su embarazo?, ¿qué ocurre, qué harías tú, si con 19 o 20 años falla el método anticonceptivo y quedas embarazada?, ¿y si la que queda embarazada no es ni tu pareja?, ¿es más importante la vida de la joven que la del niño?, ¿el derecho a la vida implica una vida digna (que muchos no pueden dar a un futuro bebé), o implica el simple hecho de respirar?

Desde luego, yo no jugaría a ser juez en ninguna de estas situaciones, creo en la educación sexual, en la libertad y creo en el control cuando la responsabilidad de las personas no es suficiente, pero el límite es demasiado complicado y creo que parte de cada caso concreto.

Existe cierto consenso en la Comunidad Científica con respecto a la Teoría de la Evolución de Darwin. Hasta lo que sabemos, el ser humano es un producto de la naturaleza y no se ha probado científicamente que deba su existencia la voluntad de una divinidad, por lo tanto, se excluye de cualquier razonamiento sobre el aborto cualquier elemento relativo a los Dioses y las religiones.

La idea de Dios es un concepto que emerge de la necesidad de satisfacer ciertas dudas trascendentales a las que la capacidad de raciocinio obliga al Hombre, y la Religión es el vehículo artificial a través del cual contacta el ser humano con esa idea de Dios.

Por supuesto, no se considera la sesgada opinión de la Iglesia.

Ninguna idea de esta reflexión denota machismo. No es una cuestión despectiva hacia las mujeres. Concierne a los dos progenitores por igual.
Eliminar el prejuicio de que la Madre es más “madre” que el Padre “padre”.

En consecuencia, ni siquiera bajo el supuesto de aceptación del libre aborto, se reduce este tema a la decisión abortar de la madre. Detrás de un embarazo no deseado hay un padre que puede que quiera aceptar el nacimiento, cuidado y educación del nacido; y un feto que en función del tiempo de gestación hasta la fecha, puede que sea considerado un ser vivo con derechos.

¿Es el feto un ser vivo o es un proyecto de Ser?, ¿Qué aspectos vitales constituyen el Ser?. ¿Tiene derechos un feto?

Las dos primeras preguntas plantean un problema que de una forma teórico-práctica concierne a la Biología y de una forma teórica a la Metafísica.

Las divagaciones y conclusiones de la una se escapan a nuestros conocimientos, y las de la otra son múltiples desde tiempo inmemorial y dejan aún espacio suficiente para más interpretaciones. La tercera pregunta se reduce a un debate meramente legislativo, por lo que huelga tratarlo.

¿Se practica el Mal al abortar?

Las ideas del Bien y del Mal son conceptos morales introducidos por el Hombre desde el momento en que el uso de la razón le permite vivir en sociedad de una forma organizada. Prueba de esto es que en la naturaleza, en el mundo animal y vegetal, no existen el Bien ni el Mal. La Naturaleza se rige por ciertas leyes no artificiales que permiten su permanente equilibrio. No olvidar que el Hombre forma parte de esa naturaleza y es producto de ella.

Entonces, ¿debemos enfocar el problema del aborto desde un punto de vista moral?. A tenor de lo anteriormente expuesto, la Moral sería relativa según cada civilización (o cada modo de organización socio-política).

Quizá obliga a plantear la reflexión en términos naturales.

Los seres animales, por ejemplo, no tienen posibilidad de abortar voluntariamente.

Desde un punto de vista natural, puede que el aborto artificial sea una manipulación que corrompa el que es el principal objetivo de los seres vivos, que es la perpetuación de la especie. Pero el Hombre es capaz de practicar el sexo por placer, y ello implica la posibilidad y voluntad de realizar el acto sexual contraviniendo las “leyes” de la naturaleza. Por tanto, ¿deben adaptarse estas leyes a las especies más evolucionadas intelectualmente?. ¿Son, pues, estáticas o dinámicas?. En este caso se da la paradoja de que es la propia naturaleza la que, a través de la evolución, crea una especie que desarrolla una característica (la Razón) que permite contradecir sus principios.

Tanto si la respuesta a la primera pregunta es afirmativa como si es negativa, conviene pararse a analizar el marco socio-económico en el cual surge el problema del aborto.

El hombre lo ha estructurado conforme a sus intereses y necesidades históricas, y lo ha aceptado, desmarcándose de ese modo del resto de los seres vivos.

El problema surge cuando, en base a esta estructura socio-económica, el “modus vivendi” del hombre dificulta extremadamente la consecución de una buena calidad de vida del individuo y su grupo familiar. Este problema se puede ejemplificar en la reducida tasa de natalidad en los países más desarrollados, con progresión sistemáticamente descendente.

Paradójicamente, lo anterior puede que esté provocando desde hace algunas décadas que el Hombre se esté educando en una “sociedad acomodaticia”, donde los valores del esfuerzo, el tesón y la perseverancia hayan perdido peso, acaso por resignación.

Gracias, Héctor, por tu colaboración en este artículo.