Etiquetas

¿Existe un tiempo para amar?


Ayer recibí la llamada de una amiga. Había conocido a un chico el finde anterior, habían bailado, se habían besado y, además, de paso, se habían enamorado.

Nada más decirme ésto, le pregunté que cómo era posible enamorarse en una sola noche. Ella me respondió que no había una razón, que estaba feliz y se despidióenseguda porque tenía que prepararse para su segunda cita.

El lunes, desde la ventana del chat, me dijo que él y ella ya eran novios. El martes, que el miércoles le iba a presentar a sus padres y el jueves, a su mejor amiga. Solo atiné a preguntarle cuándo nos veríamos. Quedamos hoy a tomar un café después del trabajo.

Oyéndola entusiasmada, como no la veía desde que la conozco, contarme los detalles de su recién estrenada relación, me hice una pregunta que no me había hecho nunca: ¿existe un tiempo preciso para enamorarse?

Más que un tiempo, creo que se trata de un momento. Existe un espacio temporal en el que dos personas se conocen, o si ya se conocen, se descubren y de pronto, todo comienza.

En la película In the mood for love (si, adoro a Wong Kar-Wai, ¿qué le voy a hacer?) el Sr. Chow y la Sra. Chan se mudan a departamentos vecinos, se conocen, ambos casados, y descubren que sus respectivas parejas son amantes. Entonces, establecen una relación casi de consuelo por la infidelidad que comparten. De esa condición común nace el amor, ése que es el verdadero, el profundo, pero que, claro, jamás puede consumarse, ¿por qué? no era el momento. Sin embargo, su amor trasciende, incluso hasta el siguiente film del director. Creo que pocas veces me he estremecido tanto en el cine como ante la sorpresa de estar viendo 2046 y escuchar al protagonista (el mismo Sr. Chow, años después de su amor frustrado por la Sra. Chan) decir: "una vez tuve la oportunidad de tener un final feliz y lo dejé escapar" y ver en la pantalla una escena de la película anterior, en la que dormita sobre el hombro de la mujer que ama. A Wong Kar-wai no le bastó con separarlos, tuvo la cruel idea de meterlos en otra película para recordarle al espectador el dolor de la no-coincidencia temporal de dos seres de ficción que estaban destinados a enamorarse. Bueno. Ellos no se encontraron. Eso pasa en la vida real. Felizmente, no siempre.

Tras releer brevemente el pasado, es inevitable el carrusel del "si hubiera" - porque el tiempo, a pesar de la voluntad y del amor, no retrocede-, es decir, ¿si lo hubiera conocido antes?, el consiguiente, ¿y si no lo hubiese conocido nunca?, y al entrar en materia más personal ¿qué hubiera pasado si esa noche en que te encontré en aquél pub no me hubiera acercado?

Ése era el momento de conocernos y nos pasó de largo, para siempre; bueno, tampoco hubiese conocido a la decepción y a la infidelidad en persona, y no hubiera tenido que quererte por dos años y pasar dos más, olvidándote.

Para mí, los encuentros precisos y los desencuentros absurdos solo comprueban que el amor, en términos de longitud cronológica, no existe. Hay novios que tristemente y tras unos años, pasan a ser nada. Yo tengo dos de esos en mi haber.

Sin embargo, hay personas que pasaron por mi vida un instante, tres meses, unas cuantas noches, catorce horas, y me dejaron mucho más. Lo fugaz no tiene que ver con lo eterno. La trascendencia se encuentra en lo que se entrega y, a la vez, se recibe. Creo que de esta manera sí se puede medir la temporalidad del amor.

Puedo decir, entonces, que he estado enamorada más de la única vez que cuanto con la razón.

Hay un lazo rojo que me une a personas que me entregaron justamente tiempo, además de sabiduría, risas, placer, lágrimas, palabras, secretos, caricias, sorpresas, lugares, momentos y recuerdos. De estos regalos tengo muchos, y los agradezco.

Así, me es imposible definir al amor en la figura de una persona. Es un recorrido que uno transita de vez en cuando y, con un poco de suerte, al lado de una persona que comparte las mismas ganas de echarse a caminar contigo. El tiempo no importa, el amor lo vuelve todo presente.

Si en realidad es así, quiero enamorarme de un modo irracional, inocente, atrevido, infantil, consciente, profundo, honesto, alegre y sano, de una buena vez. Para eso, solo necesito una persona que quiera enamorarse de mí de una forma irracional, inocente, atrevida, infantil, consciente, profunda, honesta, alegre, sana y también, de una buena vez.

El lazo rojo nos está esperando, a los dos.

16 Retales:

ABRAXAS dijo...

Hola Maybellene, que tal; estuve vagando un rato por varios blogs y el tuyo me agrado y sobre todo me llamo la atención el título del Post "Existe un tiempo para amar?". Hace tiempo que desarrolle una teoria (y que en el futuro desarrollare en mi blog), pero esta dice que básicamente hay dos tipos de atraccion. La primera es efímera y pasajera y la denomino pasion y la segunda es más profunda y la llamo "amor". Ambas se complementan y pueden cohexistir pero no son lo mismo y lamentablemente muchas veces solo existe una y no ambas.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

El amor es atemporal, no existe tiempo. De todo ese tiempo un minuto puede ser vital para su desenlace. El “hubiera conocido antes” es asumir algo inaudito pues el tiempo pasa y no vuelve se trata de tomar tu oportunidad, cruzar el umbral y seguir adelante, por ello quizá existe un espacio en el que puedes decir “no” luego será demasiado tarde, las casualidades y situaciones fortuitas son sólo condimentos al plato de las relaciones amorosas. Tenemos capacidad de decidir. Y si erraste pues, la falibilidad es parte de nuestra esencia no? Quizá luego te encuentres con ella o con él y ni el uno ni el otro podrán vislumbrar lo que sus almas mostraron a través de sus miradas el día en que ese “algo” prendó sus emociones; pasarán de largo y se dirán: él o ella fue... y más nada, pasado y ceniza.

Todas las características del amor pueden confluir en dos personas y hacerse uno sólo, no creo mucho en almas gemelas, pero si en la sensatez de mostrar lo mejor de sí al conocerse y de manera sincera.

Maybelle me sorprendes con cada cosa y eres un poco de todo lo que requieres en alguien a quien amar,

ElGekoNegro dijo...

Mira, al grano, me has pillado en una racha bastante jodida. El amor y el amar es una puta basura.

ashenladyx3 dijo...

"Lo fugaz no tiene que ver con lo eterno"

Lo fugaz a veces es eterno... eterno en nosotros. Tan intenso que pierde su realidad. Idealizado.
Me ha encantado la entrada. Suerte en la búsqueda. O mejor, no busques, que aparezca

silvo dijo...

El amor llega, tiene fuerza se expresa según sentimientos, no obedece a razones, tiene fuerza, lo bueno es que continúe.
He bajado ayer un tema de Edith Piaff "La Foule" a mi blog "La Vida En Sonidos" que casa muy bien con la historia de tu amiga, habla de un encuentro provocado por la multirud en celebración que los une y los separa, esa misma multitud y hay mucho sentimiento en los instantes que han estado juntos, expresa la fuerza de esos instantes, son snetimientos

Un beso y buen finde Maybellena

Nesta dijo...

Lo que cada vez tengo más claro es que no estamos hechos unos para otros, no creo que haya una persona perfecta para otra. En realidad pueden haber muchas personas perfectas para otras, la pareja perfecta puede ser cualquier persona que conozcas, varias personas que conozcas. De no ser así, ¿cómo es posible que de entre más de 5.000 millones de personas, tu pareja ideal viva en tu misma ciudad, ni siquiera en tu mismo país?

Gabiprog dijo...

Hace tiempo que sólo pongo axiomas a mis manías... en cuestión de amor me dejo llevar e intento aprender a conservar.

Wong Kar-Wai... Un 'pintor' de la vida.

Buen fin de semana!

MidnightSong dijo...

Yo también pienso que no se trata de tiempo sino de un momento concreto. Aunque los que desconfiamos de todo normalmente no nos enamoramos en tan poco tiempo porque desechamos el sentimiento tal y como viene.

Pero me encanta esa sensación de cuando se te enciende la bombilla y te das cuenta de que estás totalmente pillado por esa persona a la que conoces desde hace tiempo y que ni se te hubiera pasado por la cabeza que ... bueno, eso ... que te pudiera volver loco.

Me ha molado mucho la historia del Sr. Chow y la Sra. Chan. Ni de coña creo haber visto la película (las peliculas), pero mira ... es una buena razón para indagar un poco. Real, muy real. Me ha hecho quedarme un poquito atontao dándole vueltas a ciertas cosas ...

Enamorarse de un modo irracional está muy bien pero solo cuando sucede en los dos sentidos. Cuando es algo bilateral. Sino duele y mucho (te contaría ...). Y yo también quiero que me llegue ese momento, pero ante tantas dudas ... también me preocupa que llegue.

Pero ya solo por esta expresión de sentimientos tuya, creo (me puedo equivocar) que te mereces compartir ese lazo rojo con alguien que sea buena gente y que te haga muy feliz. Me has enternecido, jejejeje.

Suerte.

Jimmy dijo...

Conocí a mi chica una tarde de enero.
Los besos tardaron unas dos horas en llegar.
El tiempo para amar fue exactamente 120 minutos, creeme.
Ya llevamos juntos 20 años, 2 hijas pueden atestiguarlo.
Hace unos días hablando sobre el amor, me preguntó si aún estaba enamorado como en aquellos años.
"Más, mucho más" le dije, "Sino sería un insulto mi amor..."
Creeme May, no sé si existe un tiempo para amar, sé que existe el amor y que puede durar toda una vida.
Quizás es cuestión de suerte y no de razonamiento.
Un beso nena, y sí, YA TENGO MIS TICKETS PARA LOS AC/DC!!!

Seba dijo...

Interesante punto de vista. El "si hubiera/hubiese", o "no hubiera/no hubiese" es algo bastante molesto. Nunca vamos a poder saberlo, pero para evitar remordimientos es mejor preguntarse: ¿hice lo que creías que era mejor en esa ocasión?

Una de las cosas que escribiste que más me gustó es que no hace falta conocer a otra persona de hace años para que deje una huella importante en nosotros. Te deseo suerte en tu búsqueda.

Un beso

acoolgirl dijo...

Aysss, no sé qué decir... Me parece que todo lo que escribes es tan cierto, tan bonito... y tan como lo veo yo ahora mismo.

Me encanta.

Un besazooo

Joaquin dijo...

Tema complicado éste... Creo que no hay un tiempo fijo para que dos personas se enamoren: no todos somos iguales, unos somos más abiertos a la gente, otros más cerrados... pero lo importante es eso, conocerse.
Para mí amar es, estar orgulloso de las virtudes de mi pareja y aceptar sus fallos y defectos (esto no quita que intenta ayudarla a mejorar: no hay que confundir la aceptación con el abandono).
En cuanto al "y si" sólo te puedo decir que, como digo siempre, deja que todo fluya. Hay momentos para cada cosa en la vida: el tuyo en ese aspecto aún no ha llegado... antes o después llegará.
P.D: Veo que has vuelto a cambiar (otra vez) la plantilla.

hatoros dijo...

AMIGA MAYBELLENE EL TIEMPO NO EXISTE PERO PARA AMAR SIEMPRE NOS FALTARÁ VIDA PORQUE ME GUSTARÍA ENAMORARME UNA Y OTRA VEZ
GRACIAS POR ESTOS ESCRITOS INTERESANTES Y ABRAZOS

Jean-Pierre Jeunet dijo...

Estimada, querida Maybellene (o la formalidad que prefieras), para enamorarse basta con un segundo, sólo hace falta encontrarte con la persona adecuada y una sola mirada, en ese momento tu alma retrocede en el tiempo, vuelve a la infancia, a disfrutar con la mayor de las inocencias del tiempo y del juego de ir conociendose y amándose cada día más. Lo malo del amor es que duele, duele desde el primer día, porque sin él no puedes vivir, pero el mayor dolor llega cuando descubres que la persona de la que te enamoraste no existe más, que es una de sus múltiples personalidades, y tras años de sufrir a las "otras" personalidades, pensando que se debían a malas rachas, descubres que no es así, que éstas van a existir siempre y que la "personalidad" amada es la menos frecuente, en ese momento el amor duele hasta partirte el alma en dos mil pedazos, sigues enamorado y lo seguirás, pero estás muerto por haber amado un fantasma, un ente que sólo aparecía de vez en cuando, y por la desolación por haber malgastado tu vida tras de una utopía, y no digamos ya la desesperación del abismo negro y porfundo que se abre a tus pies a partir de esos momentos.

A pesar de todo enamorarse es lo mejor que me ha pasado en mi vida, lo duro es lo que viene despues, lo ideal sería poder enamorarse cada semana, y vivir la miríada de sensaciones que ello produce, y si tienes la suerte de que sea con la misma persona entonces es que la fortuna te sonrie.

Toni Balaguer dijo...

"Lo fugaz no tiene que ver con lo eterno. La trascendencia se encuentra en lo que se entrega y, a la vez, se recibe."
Estas dos frases son para enmarcar!

El amor... todo el mundo hablamos de él y creemos conocerlo. Hasta que llega un buen día que te das cuenta que no sabes ná de ná. Y es entonces cuando muchas cosas cobran sentido y algunas otras dejan de tener importancia alguna. Es entonces cuando tu vida y tu mundo da un vertiginoso y agradable vuelco, que provoca que aflore desde lo más recóndito un tío que se supone que eres tú, pero a quién no conoces del todo.
Y lo mejor que uno puede hacer es dejar las defensas en casa y aprovechar que el viento sopla a favor: "enamorarse de un modo irracional, inocente, atrevido, infantil, consciente, profundo, honesto, alegre y sano, de una buena vez."

PD: Yo sólo iba a escribir que las frases son para enmarcar, pero me he ido creciendo...

Dave dijo...

Tengo un amigo de más de 60 años, escritor, escultor y artista en general, que una vez me contó: la persona que más me ha marcado en la vida duró en mi vida una noche, nos conocimos, charlamos, lloramos de felicidad juntos, y después, no volví a verla jamás.