Etiquetas

EL CIBERNOVIO



Te gusta alguien. Te gusta mucho. Te produce todos los síntomas propios del enamoramiento. Sólo hay un pequeño detalle: no conoces a ese "alguien" o, al menos, no en persona.

Te lo preguntas los días que te levantas pensando en esa persona con risa de subnormal, y antes del café número uno te cuestionas "¿cómo me puede gustar tanto alguien que no conozco?"

Creo que a todos nos ha pasado. Hemos conocido a gente interesante por internet, que nos ha despertado ese "algo" que hacía tiempo que nadie en nuestra vida "real" nos despertaba.

Estas historias son similares, ya casi típicas, cíclicas. Normalmente conoces a ese alguien por un foro, un fotolog, un blog, MSN, redes (anti) sociales... Primero, sólo es un nick. Cotilleas perfiles, escritos, opiniones. ¿Tendrá foto?

Si esa persona no lo estaba ya, pasa a algún medio con el que puedes charlar todos los días, como MSN. Dichas conversaciones van in crescendo, al igual que los nervios y la ilusión cuando ves a esa persona "iniciar sesión". Se acaba convirtiendo en el principal receptor de tu día a día, de lo que te pasa, de lo que sientes, de lo que odias y de lo que quieres.

Parece que nadie te ha entendido como él/ella hasta ahora. Lees cosas en la pantalla que no oyes a tu alrededor. Y sonríes. Al final acabas descubriendo que estar fente al PC te otorga más ilusión que otras muchas cosas que hacías antes.

Esa persona siempre está ahí.

Avanzada la relación, en algunos casos, se pasa a los sms de texto por teléfono, y a las llamadas, que serán el inicio (y el fin a veces), de una conversación REAL.

Creo que si hay algo común en estas ciberrelaciones es que, como la tecnología, avanzan a la velocidad del rayo. Probablemente, después de un mensaje, vendrán otros muchos. Después de una llamada, ya las ventanas de chat darán paso a muchas llamadas más.

Y más o menos en este punto es cuando aparece la "delgada línea roja". Traspasarla o no, depende de cada uno.

Yo he pasado por situaciones así. Aunque me considero una persona sencilla, honesta y directa, no soy simple, ni común. Tengo facilidad para relacionarme con los demás, pero no para crear verdaderos lazos de afectividad con nadie, y tampoco para encontrar, descubrir y enlazarme con gente afín a mí, a mi modo de ser, de ver la vida, el presente, el futuro.

Traspasar esa línea roja cuyo origen remoto es el ciberespacio, me ha dado muchas más alegrías y sorpresas que disgustos. He conocido amigos verdaderos, lejanos y cercanos. He ampliado mi círculo de conocidos cuando salgo por Madrid. He conocido amantes de media noche, de un día y de dos. A tías estupendas a las que admiro.

Y bueno, A ÉL (a ti).

Es probable que esas personas también estén a mi alrededor. Pero yo no las conozco. No puedo manejar el espacio, el tiempo, las casualidades. Intento aprovechar escenarios como los bares, como el trabajo... pero no ha surgido así, o muy pocas veces. Quizá por internet nos expresemos de manera más pura, más sin tapujos, más sin miedos. Y si en este escenario, de vez en cuando, algo dentro me dice que esa persona es para "mi vida", no creo que deba desaprovechar la oportunidad.

Fran, Silvia, Pablo, Randy, Tere, Rober, Kike, Madi, etc.; tanta gente especial, tantos amigos que han pasado al plano real.

Sé que cuando dices que conociste a determinada persona por internet, casi todo el mundo te toma por friki. Te advierte, se asusta, se sorprende, se ríe. Te dice que un día te vas a topar con un psicópata o con un violador.

Concluyo diciendo que probablemente las ciberrelaciones tengan las mismas complicaciones que las de "carne y hueso". Puedes protegerte físicamente detrás de la pantalla, pero no existe un protector de pantalla para los sentimientos.

Por desgracia hay dos problemas clave: 1) las personas que no se muestran como son (cosa que a los dos días es más que evidente, por suerte), 2) la idelización que nos creamos de la persona a raíz de los ratos que charlamos con ella. Desgraciadamente, nosotros no somos eso. Lo que escribimos, aquí en los blogs o donde sea, es una parte agradable/interesante de nosotros. Puede ser la puerta a algo más, pero no siempre esa puerta se abre.

Sé que algunos lo dudan, pero ésta soy yo, aquí y en la vida real. Más o menos. He conocido en persona a dos comentaristas de este blog. Y no creo haberles decepcionado. Tampoco al resto.

Aunque por supuesto echo de menos cuando la gente se conocía cara a cara, y se intercambiaba teléfonos en vez de preguntarse si tienen Facebook.



Por eso, ahora me gustaría hacerme un buen vaso de café con leche caliente, asomarme a un balcón, lanzarte señales de humor y decir: ey, me ves? soy yo, la del pijama celeste.

Los tiempos cambian.

20 Retales:

acoolgirl dijo...

Estoy totalmente deacuerdo con la última frase. Los tiempos cambian y, aunque aún suene a friki, internet es un método más de conocer gente... aunque no el único (que hay personas que parece que no saben hablar si no es por una pantalla).

Al leerte no he podido evitar esbozar una sonrisa y asentir a todo. Pasé por eso y eso me hizo pasar por unas de las épocas más bonitas, raras, emocionantes, sexuales... de mi vida. Y si, traspasé la línea roja :)

Un besitooo

noafter2am dijo...

La línea roja solamente se ve en el retrovisor... o al volver. Tarde, siempre, en cualquier caso. Porque intuyes que está, sabes que está (la línea) y quizás decidas... coquetear con el riesgo de pisarla... pero sin verla.

MidnightSong dijo...

Me gusta lo que escribes porque normalmente sueles dar en el clavo en cuestión de sentimientos, situaciones y reacciones. Por lo menos en el sentido de que yo también tengo pensamientos parecidos (aunque en mi caso por no ponerme a valbucear, directamente ni intento expresarlos).

Curiosamente cuando más me gustas es cuando expresas tus sentimientos abiertamente y hablas de ellos y las relaciones sociales en general.

Pero yo ya me cansé de estas chorradas por internet. Aborrezco el msn, el cabezalibro (juas!!), el twiter, las redes sociales y la verdura en general (aunque ésta me la como). Lo de la verdura no venía a cuento, pero te voy soltando cosas por si algún día me invitas a comer o algo ... (No me tomes en serio. Mi humor es un poco raro, lo admito)

Las relaciones por internet me dan pereza. Prefiero conocer a la gente cara a cara. Se perderá el misterio, pero ... se conoce mejor a la persona (en mi opinión).

Si te asomas al balcón algún día y me ves, saludame para que pueda saber quién eres. Jejejeje. Y si realmente eres como te muestras aquí estaré encantado de compartir una birra contigo (pago yoooo!!).

Hace mucho tiempo que no te pido matrimonio, verdad? Bueno, lo dejamos para otro día mejor ...

Besotes, guapa.

Amarok dijo...

Gracias por la parte que me toca. CANSINA :-D

Utilizo Internet desde el año 2000 más o menos (cuando la tarifa plana empezaba a las 6 de la tarde sí), y también he pasado por situaciones variopintas, porque siempre que el maldito espacio-tiempo lo ha permitido he cruzado la delgada línea roja.

Parafraseando al Sr. Richard Bach, decir que las ciber-relaciones e Internet "no es la realidad. Aunque puedes expresar la realidad en él si lo deseas."
Pero claro, si conviviendo con alguien la mayoría de veces no llegas a conocerle realmente, tampoco le vamos a pedir peras al olmo...

Lo interesante es comprobar si esa puerta se abre, y ver que hay detrás de ella. VIVIR la vida.

Jimmy dijo...

"no existe un protector de pantalla para los sentimientos."
Wow...buena esa frase niña...
Con respecto a lo que decís, internet, en todas sus modalidades, es un camino para conocer gente, pero ojo, muchos van por el atajo, y ahí los problemas saltan rápido.
En cuanto a que los blogs no revelan todo de uno, pues mujer, hay que saber leer para darse cuenta...creo que vos(tú) no sos nada miope...
Un beso de alguien que se acaba de inmolar en su blog dejando que la gente lo adjetivize a gusto y piacere...
Jim, alma hedionda y fétida ;)

Mica dijo...

Nena, el que no arriesga no gana. Y sobre todo, no "vive". Tengo la teoría de que la mayoría de la gente considera frikis muchas cosas simplemente porque no se atreven a hacerlas y les encantaría tener el valor para ello. Un besote y no cambies.

Maybellene dijo...

@Otto :P No se trata de una apología a esto del internet y de las ciberrelaciones. Ufff, ni muchísimo menos. Me parecen escasas, frustrantes, idelizadas, fantasiosas. No tengo Facebook, ni Tuenti... lo único este blog y el Msn, para comunicarme con mis más allegados, por ahí o por Hotmail, vaya.

Pero expreso que, paralelamente a la vida real a día de hoy fluye este mundillo, queramos o no. Y que tampoco hay que cerrarle siempre la puerta.

Lo que le ha pasado a @acoolgirl, me ha pasado a mí y a cientos de personas. ¿No merece eso la pena? Pues oye, yo creo que sí. Recuerdos bonitos no se tienen siempre, ni si quiera se tienen muchos.

Por cierto, tú erre que erre con lo de casarnos, oye, que ya te dije a mí me van otras cosas jajaja

Ydnar dijo...

Jajaja, gracias por citarme y tenerme en cuenta, pero hasta que no hagas un relato sexual con eyaculaciones femeninas, no me doy por querido. Recuerda, quiero un potente chorro confluyendo en mi cara XD.



Lo de idealizar tienes toda la razón, lo mismo cuando nos veamos no duramos ni una hora del aburrimiento que sentimos uno del otro jajaja, la mejor vacuna siempre es: no crearse expectativas de nada, y yasta.

un beso

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

MUY DE ACUERDO CON TU POST, DETRAS DE ESE MONITOR HAY SERES HUMANOS , CON FALENCIAS Y VIRTUDES, DETRAS DE UN POETA BLOGER TAMBIÉN LO HAY Y TAL VEZ MENOS CUERDO JAJA.

UN FUERTE ABRAZO "MAYBELLE" O "ROSA DE VERDAD"

little caesar dijo...

Es evidente que los tiempos cambian, y es evidente que internet te da la posibilidad de entablar relaciones personales teniendo el poder de elección, puedes elegir con quien hablar, puedes elegir ignorar a quien quieras, es todo mucho más sencillo pero quizá mucho más frío

MidnightSong dijo...

No te preocupes que no te imaginaba metida en el cibermundo éste, jejeje. Además tampoco suelo juzgar a la gente. Al que lo haga, bien por él. Al que no, también, jejejeje.

Sólo te explicaba mi experiencia personal. También me ha pasado a mi, eh? que conste. Hablo desde mi humilde experiencia. Lo que te comentaba es que ya no estoy dispuesto a perder el tiempo en chats, msn y demás historias.

Recuerdo que llegó un momento en el que era imposible hablar con ciertas personas porque te requerían constantemente, o malinterpretaban tus palabras, o se enfadaban si estabas días sin dar señales de vida (coño, a mis amigos no les veo todos los días y no se enfadan!!), o ... bueno, infinidad de problemas que no se dan en la vida "real" (Todo es la vida real, pero bueno. Para que nos entendamos.).

Entiendo que existe ese mundillo paralelo a la vida real. Pero creo que no es para mi. Y puede que esto vaya en mi contra, porque últimamente pienso que cada vez lo tengo más difícil en cuanto a mis relaciones sociales. Digamos que ya no soy tan sociable como antes. Y cuando salgo voy a pasarmelo bien (bueno, siempre lo he hecho) y me da mucha pereza si quiera pensar en hablar con una tía que no conozco de nada. Pero es que me da más pereza todavía llegar a casa por las tardes y engancharme al ordenador. Creo que no.

Aun así, el correo me parece el mejor invento en mucho tiempo. Lo utilizo constantemente. Para estar en contacto con mis amigos, con gente a la que no veo habitualmente ...

No sé por qué he escrito eso del correo. Creo que no venía mucho a cuento ... jajajaja.

Bueno, oye, pues ya me enseñarás el ojete ese. Jajajaja. ¿El otro es igual o es tu ojo bueno?
No te preocupes, que en cosa de un par de meses no te volveré a pedir matrimonio. Si en realidad prefiero que digas que no. Es una de esas frases que dices sabiendo que la otra persona te va a contestar que no. La putada es cuando te contestan que sí, jajajaja.

¿Lo cambiamos por unas birras y un cine? ;-)

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Saludos. Es cierto lo de la línea, pero yo diría que hay dos líneas distintas.... perdóneseme si empiezo a divagar. Hay una línea que vemos venir y que tiene cara de preaución, la cual nos dice a modo de aviso: "No te lamentes luego, ojo, ten ciudado, mira que sabes que esto te puede traer problemas...". Vale, la ignoramos y la cruzamos. En el mismo instante del cruce, aparece la otra línea, la que cruzaremos la próxima vez y que es un poco más gruesa porque viene cargada de las advertencias anteriores que hemos desobedecido. Ahora bien, si nos atenemos a las advertencias y no la cruzamos, de nuevo nos encontraremos con una nueva línea, también más gruesa, pero con aroma a: "Tendrías que haber probado, eres una cobarde gallina, podría haber sido fantástico...."

Bueno, ya he terminado. Un fuerte abrazo.

Arcángel Quiz ut Deus dijo...

¿Me dejas que te robe este artículo para P&R? Obviamente iría con tus créditos y el enlace original a RETALES SUELTOS ¿Da usted su permiso? me encanta.

Maybellene dijo...

@Arcángel, qué bien me quieres y con qué buenos ojos me lees.

Ya sabes que tienes mi permiso, por supuesto, pero lo mismo que la otra vez, yo me pongo a escribir y lo hago un poco sin orden, transcribo ideas, y poco más.

Me dá cosilla porque este texto es bastante mejorable y más si se va a publicar en una página de prestigio como PyR XDDDD

Pero bueno, si te gusta, yo encantada, ya sabes. Adelante.

Besos, ABURGUESAO!!! jeje

Gabiprog dijo...

Efectivamente, los tiempos cambian, y ya no nos asomamos al balcón, sino a la pantalla del portatil.
Pero afortunadamente, como has dicho, mejor contabilizar las buenas amistades, esas que se fundamental en conjugar la sinceridad, eso es un buen motivo para traspasar lineas.

Un abrazo.

ElGekoNegro dijo...

Uhm, es un tema que me da bastante palo porque siempre es más fácil defraudar en una cita así después de un tiempo.

La verdad es que siempre me ha hecho gracia lo deque parezca raro que alguien conozca a otra persona por internet, no sé, conocerse en un bar lleno de ruido con más alcohol en sangre del recomendable debería ser peor.

Nesta dijo...

Conocer a alguien por Internet te permite hacer un mayor filtro previo. Tienes más información de esa persona que si la conoces en la calle, otra cosa es que sea falsa, aunque eso también te puede pasar en la vida real. Además te permite abrir el abanico de posibilidades para encontrar gente más parecida a ti, gente que a lo mejor no encuentras en el círculo social que te rodea. Lo malo, es lo que puede aportar la gente en sentido negativo, pero no deja de ser lo mismo que pueden aportar en otros medios. Solo es eso, el medio de comunicación, sin las bondades o defectos que la gente le atribuye, esas cosas son las que aportamos la gente.

Joaquin dijo...

La verdad es que sí. Yo he conocido muchísima gente, y casi toda buena, sobretodo en los foros en los que soy habitual. Además luego tienes las redes sociales, pero vamos, como el cara a cara no hay nada...
Ah, y no olvidemos el mítico chat de terra, donde, según cuentan, te metías a chatear con guarris.
Guarris que luego resultaban ser tíos, tan salidos como el que se metió a chatear... Un colega mío se ponía el nick "Viciosa21" o algo así, según me contó y claro, pasa lo que pasa...
A veces el mundo no es lo que parece, pero el internet con sus redes sociales hace que podamos conocer gente y no, no hay que darle la espalda.
Un saludo :P

Cyberprimo ® dijo...

Maybellene me encanta la sinceridad con la que escribes me ha encantado tu post.

Vine a caer por aca por el blog de Arcangel y su mencion a tu post, ya tienes otro lector XD

Saludos y feliz fin de semana ;)

Ender Muab'Dib dijo...

Joder, tal cual lo cuentas. Salvo que yo la conocí antes en persona durante un par de días, y luego mantuvimos un largo contacto virtual durante meses hsta que volví a verla.


Y con muchos amigos de amigos me ha pasado lo mismo. Verlos un par de veces por el mundo real y luego hacernos bastante amigos una vez compartimos messenger. Parece que no, pero hablando con alguien de cualquier tema casi cada semana es inevitable terminar cogiendo aprecio a esa persona.

¡Un saludo!!