Etiquetas

Olvídalo. Deja de rebuscar en tu bolso en las noches de alcohol. Deja de encender la maldita pantalla del teléfono móvil para comprobar que sigue como la última vez que la ojeaste. Deja de imaginar el sonido que produciría que te llamaran o te escribieran. Deja de desear hacer esa llamada perdida excusándote en tu estado etílico.

Sí, será que todos esperamos una llamada prohibida. A veces ni siquiera somos conscientes de ese deseo hasta que, o bien ésta se produce, o bien nos encontramos a nosotros mismos rebuscando ese número de teléfono en la agenda...

Tal vez que nuestras llamadas inconscientes no se produzcan, sea lo mejor... Lo mejor para seguir deseándolas.

5 Retales:

Luc dijo...

Odio el "lugar de Penélope", aunque lamentablemente siempre me meto en él. Esperar una respuesta que casi nunca llega.

Luc dijo...

Penélope, en la Odisea, se pasa diez años esperando el regreso de Odiseo (Ulises). Teje y desteje en su telar. La idea es que ella representa espera larga y tediosa.

No nos conocemos. Te escribo desde argentina.

Beso

Anónimo dijo...

So guarra ¬¬ Eres demasiado profunda para mi ;@@@ a ver cuando encuentras algún voluntario que quiera hacer un trío con nosotras. Siempre tuya. Madita.

Verònica dijo...

llamadas prohibidas... a veces lo prohibido avanza y se da y se sigue dando hasta que sentimos cosas, cosas fuertes y queremos que deje de ser prohibido para pasar a ser nuestro, privado en todo caso.. pero si, la adrenalina y el sabor son ùnicos en las llamadas prohibidas y en los encuentros de la misma ìndole, un BESO, Vero.

Verònica dijo...

Vuelvo para agradecerte tambien tu visita en Malegria y si, el texto es mìo, al igual que todos los demas salvo dos canciones creo que de todas maneras tienen la referencia que indica de quienes son... un beso, y regreso con mas tiempo para leer el ùltimo post donde ya vi fotografias atractivas tambien. Vero